Ponemos
el corazón,
la mente
y el entusiasmo 
en todo nuestro
trabajo, en eso
reside el secreto
de nuestro éxito.

Ponemos el corazon, la mente y el entusiasmo en todo nuestro trabajo,
en eso reside el secreto de nuestro éxito.

FRIDMAN2

Roberto Enrique Fridman, nació en Buenos Aires, Argentina, el 31 de Mayo de 1914, era hijo de Simón Fridman y Maria Sujaia, inmigrantes de Polonia. Vivió sus primeros años en un conventillo de la calle Cangallo (hoy Perón) junto con sus padres y sus cinco hermanos (el era el cuarto de cinco hombres y una mujer) Vivian en condiciones humildes ya que sus padres habían escapado de la pobreza en Europa. Su padre era encuadernador de libros y tenía una pequeña imprenta con maquinas tipográficas donde realizaba sus trabajos llamada Imprenta Ramos Mejía en honor a su amigo fallecido Jose Maria Ramos Mejía quien fuera Ministro en la Provincia de Bs.As, quien le llevaba libros muy valiosos ya sea para encuadernar o para arreglar, para estos trabajos se tomaba cinco dias, tres  para encuadernarlos y dos para leerlos y asi aprender el idioma Español. También se relaciona a través de estos trabajos con el coronel Enrique Mosconi, quien luego fue el fundador de Yacimientos Petroliferos Argentinos (Y.P.F)
Roberto Fridman estudio música en el conservatorio, y comenzó a trabajar como pianista, pero siempre mantuvo su pasión por la grafica. Tal es así que en un momento dado Simón, su padre, vendió la Imprenta Ramos Mejía y años después el la volvió a comprar. De esta manera, el 2 de noviembre de 1944 se instalo en el barrio de Villa Crespo, en la calle Loyola, con la imprenta tipográfica y el taller de encuadernación. En la planta baja tenía un pequeño taller, y en la planta alta su vivienda.
Casado con Dora Salomón, también Argentina, nacida el 30 de Agosto de 1914, tuvieron a su primera hija Alicia el 8 de enero de 1942. El mismo mes en que se mudaron a la Imprenta nació Ricardo, el día 19. En esa época la Imprenta era pequeña y con sólo dos operarios. 

Su esposa era la asistente y él era el encargado de la Dirección. En el año 1950, el 9 de Marzo nació su tercer hijo Norberto Simón.
Roberto Fridman sabía mucho de tipografía, pero fue su talento para la parte comercial lo que le permitió incorporar clientes de nombres reconocidos para emprender así su crecimiento. En el año 1961, un amigo suyo armo una maquina Offset Davidson y como no era de su rubro se la dio a Roberto Fridman para que la utilizara en la Imprenta.
Con esta máquina la imprenta empezó a desarrollar el Offset e hizo foco en la calidad de los trabajos, siendo muy bien recibido en el mercado. De esta manera comenzó a ampliar la cantidad de clientes y su prestigio. Sus primeros trabajos fueron las papelerías comerciales de empresas, realizadas a dos colores.
Gracias a su fuerte crecimiento incorporo otra Davidson y luego otras maquinas de uno y dos colores, hasta que en 1970 fue el primero en introducir una maquina de cuatro colores, una Man Rolland en el País.
El cambio de paradigmas que genero Impresiones Ramos Mejía (antes llamada Imprenta Ramos Mejía) fue imprimir folleteria a cuatro colores simultáneos en alta calidad en un mercado donde se decía que eso era imposible, y lo común era hacer los trabajos en dos pasadas a maquinas de dos colores.
Fue así como la Imprenta tomo el liderazgo en impresiones de calidad, y no solo en follteria sino también en el rubro de etiquetas para el mercado Frigorífico (en esa época Argentina era el principal exportador de carnes en el mundo) y etiquetas para bebidas, vinos y licores.
De 1970 a 1990, Impresiones Ramos Mejía mantuvo su liderazgo y se destaco en la Impresión de almanaques institucionales, que para su época eran verdaderas obras de arte. La imprenta era la preferida por las agencias de publicidad. Debido a la gran cantidad de trabajo que había fueron agregando maquinas de seis colores (novedosas para la época) y las primeras guillotinas electrónicas.
El resto de la vida don Roberto se dedico a la pintura y a la música, continuo viviendo con Dora en su casa en la planta alta hasta su fallecimiento en abril del 2008.
Así continuo la trayectoria de la que hoy es una de las empresas argentinas mas importantes del país. Trabajando con responsabilidad , brindando calidad y servicio con la mas alta tecnología del mercado, a todos sus clientes.

FRIDMAN2

 

Roberto Enrique Fridman, nació en Buenos Aires, Argentina, el 31 de Mayo de 1914, era hijo de Simón Fridman y Maria Sujaia, inmigrantes de Polonia. Vivió sus primeros años en un conventillo de la calle Cangallo (hoy Perón) junto con sus padres y sus cinco hermanos (el era el cuarto de cinco hombres y una mujer) Vivian en condiciones humildes ya que sus padres habían escapado de la pobreza en Europa. Su padre era encuadernador de libros y tenía una pequeña imprenta con maquinas tipográficas donde realizaba sus trabajos llamada Imprenta Ramos Mejía en honor a su amigo fallecido Jose Maria Ramos Mejía quien fuera Ministro en la Provincia de Bs.As, quien le llevaba libros muy valiosos ya sea para encuadernar o para arreglar, para estos trabajos se tomaba cinco dias, tres  para encuadernarlos y dos para leerlos y asi aprender el idioma Español. También se relaciona a través de estos trabajos con el coronel Enrique Mosconi, quien luego fue el fundador de Yacimientos Petroliferos Argentinos (Y.P.F)
Roberto Fridman estudio música en el conservatorio, y comenzó a trabajar como pianista, pero siempre mantuvo su pasión por la grafica. Tal es así que en un momento dado Simón, su padre, vendió la Imprenta Ramos Mejía y años después el la volvió a comprar. De esta manera, el 2 de noviembre de 1944 se instalo en el barrio de Villa Crespo, en la calle Loyola, con la imprenta tipográfica y el taller de encuadernación. En la planta baja tenía un pequeño taller, y en la planta alta su vivienda.
Casado con Dina Salomón, también Argentina, nacida el 30 de Agosto de 1914, tuvieron a su primera hija Alicia el 8 de enero de 1942. El mismo mes en que se mudaron a la Imprenta nació Ricardo, el día 19. En esa época la Imprenta era pequeña y con sólo dos operarios. 

Su esposa era la asistente y él era el encargado de la Dirección. En el año 1950, el 9 de Marzo nació su tercer hijo Norberto Simón.
Roberto Fridman sabía mucho de tipografía, pero fue su talento para la parte comercial lo que le permitió incorporar clientes de nombres reconocidos para emprender así su crecimiento. En el año 1961, un amigo suyo armo una maquina Offset Davidson y como no era de su rubro se la dio a Roberto Fridman para que la utilizara en la Imprenta.
Con esta máquina la imprenta empezó a desarrollar el Offset e hizo foco en la calidad de los trabajos, siendo muy bien recibido en el mercado. De esta manera comenzó a ampliar la cantidad de clientes y su prestigio. Sus primeros trabajos fueron las papelerías comerciales de empresas, realizadas a dos colores.
Gracias a su fuerte crecimiento incorporo otra Davidson y luego otras maquinas de uno y dos colores, hasta que en 1970 fue el primero en introducir una maquina de cuatro colores, una Man Rolland en el País.
El cambio de paradigmas que genero Impresiones Ramos Mejía (antes llamada Imprenta Ramos Mejía) fue imprimir folleteria a cuatro colores simultáneos en alta calidad en un mercado donde se decía que eso era imposible, y lo común era hacer los trabajos en dos pasadas a maquinas de dos colores.
Fue así como la Imprenta tomo el liderazgo en impresiones de calidad, y no solo en follteria sino también en el rubro de etiquetas para el mercado Frigorífico (en esa época Argentina era el principal exportador de carnes en el mundo) y etiquetas para bebidas, vinos y licores.
De 1970 a 1990, Impresiones Ramos Mejía mantuvo su liderazgo y se destaco en la Impresión de almanaques institucionales, que para su época eran verdaderas obras de arte. La imprenta era la preferida por las agencias de publicidad. Debido a la gran cantidad de trabajo que había fueron agregando maquinas de seis colores (novedosas para la época) y las primeras guillotinas electrónicas.
El resto de la vida don Roberto se dedico a la pintura y a la música, continuo viviendo con Dora en su casa en la planta alta hasta su fallecimiento en abril del 2008.
Así continuo la trayectoria de la que hoy es una de las empresas argentinas mas importantes del país. Trabajando con responsabilidad , brindando calidad y servicio con la mas alta tecnología del mercado, a todos sus clientes.